Apoya a los pueblos de guatemala

APOYA A LOS PUEBLOS DE GUATEMALA: UNA EMPRESA ESPAÑOLA DESTRUIRÁ SUS RECURSOS

La construcción de una central hidroeléctrica, en el municipio guatemalteco de Santa Cruz de Barillas de 130.000 personas, ha desencadenado un grave conflicto social. Las comunidades locales, incluyendo los pueblos indígenas Q’anjob’al, Chuj, Akateko, Popti’, se oponen desde sus inicios al proyecto de la empresa de origen español Ecoener-Hidralia (Hidro Santa Cruz), que afecta al río que articula su territorio: el Río Canbalam.

Desde la llegada de Ecoener-Hidralia a la zona en 2007, el conflicto ha alcanzado altas cotas de vulneración de derechos humanos: asesinatos, secuestros, amenazas, agresiones a mujeres, encarcelamiento de líderes comunitarios y un grave deterioro del tejido social, a causa de la fuerte presión y el miedo de la población a posibles repercusiones… La situación llevó incluso al presidente del país a decretar el Estado de Sitio durante 18 días.

La central hidroeléctrica supondría la apropiación del agua de este río, frente al derecho a su uso por parte de los pobladores de la zona. Así mismo su construcción y explotación implicarían graves impactos ambientales, incluyendo movimientos de tierra, inundación de una amplia zona, pérdida de biodiversidad y destrucción de sitios sagrados.

Los impactos en los derechos colectivos de los pueblos de la zona, a quienes no se les consultó previamente sobre el proyecto, así como otros derechos humanos vulnerados al criminalizar a sus líderes comunitarios, reflejan que se trata de una inversión extranjera que no está siendo ni responsable ni ética.

En los últimos tiempos, desde Amigos de la Tierra, Alianza por la Solidaridad y Mujeres de Guatemala, hemos puesto en marcha diferentes acciones para conseguir que la empresa española detenga el proyecto. Desde entonces y gracias en gran medida al apoyo de todas las personas que han apoyado con su firma hasta ahora, hemos conseguido grandes avances:

- En España, el caso ha sido objeto de una pregunta en el Congreso de los Diputados y se ha llevado ante el Defensor del Pueblo. No hay que olvidar que el fundador de esta empresa, Luis Castro Valdivia, ya tuvo problemas, por el impacto ambiental y social de varias centrales que construyó entre 1999 y 2005 en Galicia.

- En total, 10 personas han sido encarceladas en estos años de forma arbitraria y muchas han permanecido en la cárcel durante más de dos años, pendientes de juicio. Debido a la presión ciudadana, el pasado mes de agosto de 2016, varios de estos presos políticos fueron puestos en libertad sin cargos. Pero aún hay personas pendientes de juicio por defender sus derechos y los de sus comunidades.

- En octubre de 2016 hemos presentado el caso ante la ONU, con el fin de demostrar la necesidad de un tratado vinculante internacional que acabe con la impunidad de empresas multinacionales ante las violaciones de derechos humanos y ambientales que cometen con sus operaciones en el extranjero

- El pasado 3 de noviembre entregamos al embajador de Guatemala en Madrid las 23.000 firmas de apoyo conseguidas a lo largo de este año, para exigir la retirada definitiva de la empresa española de Barillas y que el gobierno guatemalteco proteja los derechos de las comunidades indígenas y haga lo necesario para que esta situación no se repita en el futuro.

- Aunque el proyecto parece bloqueado, la empresa no ha anunciado de forma oficial su renuncia, aún no se ha retirado la maquinaria y las licencias de construcción siguen vigentes. Además, los habitantes continúan aún sometidos a fuertes presiones y hay cargos pendientes de juicio que no han sido retirados. Por eso, seguiremos movilizándonos para exigir a Ecoener-Hidralia el abandono definitivo del proyecto.

¡Firma! La comunidad de Barillas aún necesita tu apoyo.

Entre todos convenceremos a la empresa para que abandonen definitivamente la zona; se retiren los cargos; cesen las presiones y se responsabilicen de los daños causados hasta el momento.

Ecoener-Hidralia no aporta ninguna mejora a las comunidades afectadas: ni en empleo, ni en servicios, ni en beneficios sociales o medioambientales y, además, desde su nacimiento está inmersa en una controversia jurídica y social que arroja grandes sombras sobre el proyecto.

Desde Amigos de la Tierra, Alianza por la Solidaridad y Mujeres de Guatemala consideramos que la única alternativa aceptable es la retirada completa de Hidralia, que se cese en cualquier tipo de intimidación a la población y los líderes locales y que se reparen los daños causados a las personas y comunidades afectadas. Sólo de esta forma se restituirán los derechos de las comunidades locales para decidir sobre el uso de su territorio en Barillas.

Con tu firma enviarás un mail directamente al director general de la empresa Ecoener-Hidralia para que abandonen definitivamente Santa Cruz de Barillas, cesen las intimidaciones y se responsabilicen de los daños causados hasta el momento a la comunidad y sus habitantes.

¡Si somos miles nos escucharán!

Si aceptas recibir información, los datos que nos facilitas quedan recogidos en las bases de datos de Amigos de la Tierra España y sus grupos locales*, de conformidad con lo establecido en la Ley Orgánica 15/99, con el objetivo de mantenerte informado acerca de actividades y programas organizados y/o participados por nuestra asociación (incluido por medios electrónicos y equivalentes). En cualquier momento puedes acceder, modificar o cancelar tus datos enviando un mail a socios@tierra.org.

*Amigos de la Tierra Comunidad de Madrid, Amigos de la Tierra Andalucía, Amigos de la Tierra La Rioja, Amics de la Terra Eivissa, Amics de la Terra Mallorca y Amigos da Terra Galicia son grupos miembros de Amigos de la Tierra España.

Firma y enviarás un mail directamente al director general de la empresa Hidro Santa Cruz para que abandone Santa Cruz de Barillas. ¡Si somos miles nos escuchará!





Amigos de la Tierra

Designer by Navarweb